Resúmen general

 

• La integridad y salud intestinal está asociada al sistema inmune.

 

• El intestino tiene un papel central en la salud y en procesos inflamatorios.

 

• La salud intestinal es importante para prevenir enfermedades.

 

• Pequeñas cantidades de butirato inhiben la inflamación.

 

• Pequeñas cantidades de butirato influyen positivamente el microbioma intestinal.

 

• El modo de acción difiere en los ácidos grasos volátiles (AGV).

 

• El butirato funciona como activador de terminales nerviosas directas al cerebro.

 

Síndrome del intestino irritable

 

Algunas investigaciones sugieren que tomar suplementos de ácido butírico y sus sales, podrían usarse como un tratamiento para el síndrome del intestino irritable (SII). 1 Ver más

 

En general, el ácido butírico puede tener un impacto muy positivo en la salud intestinal, lo que influye en gran medida a la salud de todo el cuerpo. Los ácidos grasos de cadena corta como el ácido butírico, pueden ayudar a mantener el intestino sano y sellado, lo que previene el síndrome del intestino permeable y todo tipo de problemas relacionados con el mismo. Este es un tipo de trastorno digestivo que se caracteriza por un grupo de síntomas comunes, que incluyen cambios en las deposiciones y dolor abdominal.

 

​Un artículo científico publicado en Gastroenterology Review analizó el potencial del ácido butírico como una terapia de dieta para el SII basado en numerosos estudios realizados hasta la fecha. Los investigadores concluyen que "la suplementación con butirato parece ser una terapia prometedora para el SII”. 2  Ver más

 

Algunas investigaciones notables de 2012 incluidas en este artículo fueron un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo que incluyó a 66 pacientes adultos con síndrome de intestino irritable, que recibieron ácido butírico microencapsulado a una dosis de 300 miligramos por día o un placebo además de recibir la terapia estándar.

 

Después de cuatro semanas, los investigadores encontraron que los sujetos que tomaron el ácido butírico tuvieron una disminución estadísticamente significativa en la frecuencia del dolor abdominal durante las deposiciones. Después de 12 semanas, los sujetos en el grupo con ácido butírico experimentaron disminuciones en la frecuencia de dolor abdominal espontáneo, dolor abdominal postprandial, dolor abdominal durante la defecación y urgencia después de la defecación. 3  Ver más

Enfermedad de Crohn

 

La enfermedad de Crohn es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) caracterizada por inflamación del revestimiento del tracto gastrointestinal, dolor abdominal, diarrea severa, fatiga, pérdida de peso y desnutrición.4 Ver más

 

Nuevamente, esta es una enfermedad relacionada con un intestino permeable. Un estudio de 2005 publicado en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics5  Ver más  fue pequeño, pero encontró que "el butirato oral es seguro y bien tolerado, y puede ser efectivo para inducir la mejoría clínica / remisión en la enfermedad de Crohn".

 

Otro estudio de 2013 mostró que el ácido butírico puede reducir el dolor durante los movimientos intestinales y la inflamación en el intestino, por lo que os butiratos son un actor importante en la enfermedad de Crohn y otras enfermedades inflamatorias del intestino.6 Ver más

 

Los ácidos grasos de cadena corta como el butírico, realmente desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de la integridad de la barrera intestinal, lo que puede ayudar a prevenir un intestino permeable y evitar daños como la enfermedad de Crohn.

 

En otro estudio,7  Ver más los investigadores dieron a 13 pacientes con enfermedad de Chron 4 gramos de ácido butírico por día durante 8 semanas. Al final del tratamiento de 8 semanas, 9 de los 13 participantes habían mejorado notablemente los síntomas.

Cáncer de colon

 

 La mayor parte de la investigación que analiza la capacidad del ácido butírico para prevenir o tratar el cáncer de colon8  Ver más  se ha realizado en animales o células aisladas. En un estudio,9 Ver más los investigadores descubrieron que el butirato de sodio bloquea el crecimiento de las células de cáncer colorrectal. El mismo estudio también encontró que aumentó la tasa de muerte celular.

 

Los investigadores sugieren que una mayor ingesta de fibra dietética, que podría aumentar la cantidad de ácido butírico que produce el intestino, puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de colon.

 

Posible tratamiento del cáncer colorrectal

 

Múltiples estudios han demostrado la capacidad potencial del ácido butírico para combatir el cáncer, especialmente el cáncer de colon. En realidad, se ha demostrado su capacidad para "modificar la arquitectura nuclear" e inducir la muerte de las células de cáncer de colon. Esta es probablemente una gran razón por la cual la mayor ingesta de fibra se ha relacionado con menos cáncer de colon, ya que una mayor ingesta de fibra generalmente puede equivaler a más ácido butírico presente en el colon.10 Ver más

 

Según una investigación de 2011 publicada en el International Journal of Cancer,11 Ver más "el papel de los ácidos grasos de cadena corta, particularmente el butirato, en la terapia del cáncer de colon se ha estudiado ampliamente, y se cree que sus funciones supresoras de tumores se deben a sus acciones intracelulares". Este estudio de laboratorio muestra además que el tratamiento con butirato condujo a un aumento en la muerte celular programada de las células de cáncer de colon.

 

Según un artículo científico de 2014, parece que "una dieta alta en fibra protege contra los tumores colorrectales de una manera dependiente de la microbiota y el butirato".12 Ver más ¿Qué significa eso? Significa que lo más probable es que obtener mucha fibra no sea lo que defienda el cáncer por sí solo. Está comiendo una dieta rica en fibra saludable Y con suficiente flora intestinal buena y suficiente ácido butírico presente en el cuerpo que puede proporcionar defensa contra el cáncer en el colon.

Metabolismo de glucosa e insulina

 

Un estudio de 2009 publicado por la American Diabetes Foundation analizó  el  efecto  del  ácido  butírico  en  la  regulación  de  la sensibilidad a  la  insulina  en  ratones  que  consumen  una  dieta  rica en grasas.  El  estudio  concluyó  que  "la  suplementación  dietética de  butirato  puede prevenir y tratar la resistencia  a  la  insulina  inducida  por  la  dieta  en  ratones". Los  investigadores  también  encontraron  que  los  ratones tratados con butirato no tenían ningún aumento en la grasa corporal y el suplemento de butirato en realidad parecía prevenir la obesidad. 13 Ver más

 

Los  investigadores  coinciden  en  que  se  deben  realizar más estudios para  explorar  más  a  fondo  cómo  el  butirato  afecta  los  niveles de insulina  en  humanos,  pero  hasta  ahora  parece  prometedor,  lo  que podría tener profundos efectos en el tratamiento de la diabetes.

 

Las personas con diabetes tipo 2 14  Ver más  a menudo tienen cantidades bajas de AGV.15  Ver más Las bacterias benéficas producen, por la fermentación de la fibra, ácido butírico. También se ha estudiado que aumentando la ingesta de fibra, puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir el riesgo de obesidad.16 Ver más

Pérdida de peso

 

El ácido butírico ha ganado popularidad por su capacidad de ayudar a  las  personas  a  arrojar  kilos  no  deseados.17  Ver más    La  evidencia científica ha  demostrado  que  las  personas  que  son  obesas  ( así  como  las personas que tienen diabetes tipo II) tienen una composición diferente de  bacterias  intestinales.  Se  cree  que  los  ácidos  grasos  de cadena corta  juegan  un  papel  positivo  junto  con  los  probióticos  en  la prevención  del  síndrome  metabólico,  que  casi  siempre  incluye  la obesidad abdominal.

 

Los  ácidos  grasos  de  cadena  corta como el ácido butírico ayudan a regular   el   equilibrio   entre   la   síntesis   de   ácidos   grasos   y   la descomposición de las grasas. En un estudio realizado en animales en 2007, después de cinco semanas de tratamiento con ácido butírico, los ratones obesos perdieron el 10,2 por ciento de su peso corporal original, y la grasa corporal se redujo en un 10 por ciento. También se demostró que el ácido butírico mejora la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a proteger contra el aumento de peso.18 Ver más

Inflamación general

 

Los  estudios  han  demostrado  los  amplios  poderes  antiinflamatorios

del  ácido  butírico (BUT). Se  cree  que  el  BUT  no  solo  puede  ayudar  a  las afecciones   inflamatorias,   sino   que   también   puede   tener   una capacidad útil para controlar las respuestas inmunitarias.19 Ver más

Como hemos dicho antes, la inflamación es el común denominador de la mayoría de las enfermedades, por lo que tener más ácido butírico en el cuerpo podría beneficiar a muchas personas con diversos problemas de salud con raíces inflamatorias.

 

**Nota especial COVID-19**

 

Resumen  de  la  información  disponible  para  apoyar  el desarrollo de contramedidas e intervenciones médicas contra COVID-19

 

Este documento está concebido como un documento vivo, actualizado semanalmente. Puede encontrar su última versión en este link:20 Ver más

 

Se basa en publicaciones de acceso abierto (revistas científicas y bases de  datos  de  preimpresión,  comunicaciones  de  la  OMS, autoridades sanitarias y empresas) en idioma inglés.

 

(pág. 170 de 233)

 

Manipulando la microbiota comensal

 

Una gran cantidad de evidencia sugiere que la microbiota comensal regula y, a su vez, está regulada por virus invasores a través de diversos mecanismos, por lo que tiene un papel estimulante o supresor en las infecciones virales (revisado por Li Front Imm 2019).21  Ver más

 

Tal conocimiento podría ayudar a diseñar  enfoques  alternativos  para el  control  de  una  serie  de  infecciones  virales,  incluido COVID-19. Un ensayo  que  investigó  el  mecanismo  subyacente  del  desarrollo de la infección  del  tracto  respiratorio  inferior (LRTI) después de la infección viral    mostró,    por    ejemplo,    que    los   pacientes   con una  mayor abundancia  de  bacterias  productoras  de butirato  en  sus  muestras fecales tenían una posibilidad 5 veces menor de desarrollar LRTI viral. Teniendo en cuenta que las bacterias productoras de butirato son favorecidas por una dieta rica en fibras, estudios similares en COVID-19 parecen útiles para emprender.

 

REGA - Institute – University of Leuven (Belgium)

Enfermedad de Parkinson

 

El ácido butírico y sus sales, como aditivo en la dieta, han  sido mostradas por tener efectos   benéficos  en el  tratamiento de enfermedades   del   intestino. Se   ha   administrado   butiratos encapsulados,   vía  oral,   que,   al  llegar al intestino ejercen su acción contra enfermedades como la de Crohn, colitis ulcerativa, diverticulítis y diarreas . También  se  ha  mostrado  una  conexión Cerebro intestino tan  grande  que  algunos  autores  le  llaman  el  segundo  cerebro  al intestino  y  el  butirato,  proveniente  de  la digestión de la fibra, de los probióticos o de suplementación, ha ayudado a mitigar los efectos de la   enfermedad   de   Parkinson. La   inflamación   del   intestino   trae consecuencias en el sistema nervioso central; personas con Parkinson han demostrado que los niveles elevados de inflamación coinciden con niveles elevados de moléculas pro inflamatorias (Citoquinas). Que pueden ligarse al estado de la enfermedad.

 

Muchos   investigadores   han   estudiado    los   probióticos    como   el Lactobacillus acidophilus  y  otros,  que  reducen las  citoquinas  y  la inflamación  que  contribuyen a  la  mitigación de la enfermedad de Parkinson.

 

Se  encuentran en  la  actualidad  múltiples  estudios22 Ver más  que señalan que  la enfermedad de Parkinson puede ser aminorada, prevenida  y  detenida  con  los  butiratos,  los  probióticos,  la fibra, los polifenoles  y  la  niacina. El  té  verde  de  la  medicina  China de siglos contiene polifenoles. (24 , 25 , 26 Ver más, 27 Ver más, 28 , 29 Ver más, 30 Ver más,31  , 32 Ver más,33 )

Sistema óseo y articulaciones

 

La suplementación con butirato indujo la expansión de las células T reguladoras en el intestino y en la médula ósea del tejido esponjoso dentro de algunos huesos.

 

Se sabe que los metabolitos microbianos modulan las respuestas inmunes del huésped. Los principales metabolitos derivados de la fermentación microbiana de fibras dietéticas en el intestino, los ácidos grasos volátiles (AGV), influyen en las funciones inmunes locales y sistémicas. Aquí mostramos que los AGV son reguladores del metabolismo de los osteoclastos y la masa ósea in vivo. El tratamiento de ratones con AGV, así como la alimentación con una dieta alta en fibra, aumenta significativamente la masa ósea y previene la pérdida ósea posmenopáusica e inflamatoria. Los efectos protectores de AGV sobre la masa ósea están asociados con la inhibición de la diferenciación de osteoclastos y la resorción ósea in vitro e in vivo, mientras que la formación de hueso no se ve afectada. Mecánicamente, el propionato (C3) y el butirato (C4) inducen la reprogramación metabólica de los osteoclastos, lo que da como resultado una glucólisis mejorada a expensas de la fosforilación oxidativa, regulando así los genes de osteoclastos esenciales como TRAF6 y NFATc1. En resumen, estos datos identifican a los AGV como potentes reguladores del metabolismo de los osteoclastos y la homeostasis ósea.23 Ver más

IR ARRIBA

Testimonios de clientes

Butical 2020. Todos los derechos reservados